Close
 
 
 

Derechos humanos

 
 

Derechos humanos

Nos comprometemos a aplicar los Principios Rectores de Naciones Unidas sobre las Empresas y Derechos Humanos y, por extensión, a respetar los derechos humanos en nuestras propias operaciones y cadena de suministro.

 

Respeto por los derechos humanos

Esperamos que nuestros Proveedores lleven a cabo sus operaciones de forma que respeten los derechos humanos fundamentales de los demás, tal y como se afirma en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Esto incluye (entre otros) a sus propios Trabajadores y a las personas que trabajan para sus Proveedores.

Los Proveedores deben procurar identificar los impactos adversos potenciales y reales sobre los derechos humanos relacionados con sus actividades y relaciones comerciales.

Deben tomar las medidas adecuadas para garantizar que sus operaciones no contribuyan a la vulneración de los derechos humanos y para remediar cualquier impacto adverso causado directamente, o al que hayan contribuido, sus actividades o relaciones comerciales.

Con respecto a sus propios Trabajadores, esperamos que los Proveedores (como mínimo) cumplan los siguientes requisitos.

 

Igualdad y no discriminación

Los Proveedores deben ofrecer igualdad de oportunidades y un trato justo a todos los Trabajadores.

Esto debe incluir:

  • Trabajar para eliminar cualquier forma de acoso e intimidación en el lugar de trabajo, ya sea de naturaleza sexual, verbal, no verbal o física; y
  • Tratar a todos los Trabajadores con dignidad y respeto, promover la diversidad y la inclusión, y no practicar ninguna forma de discriminación ilegal.

La discriminación puede incluir (entre otros) permitir que la raza, el origen étnico, el color, el género, la edad, la discapacidad, la orientación sexual, la identidad de género, el cambio de sexo, la clase social, la religión, la política, el estado civil, el estado de embarazo, la pertenencia a un sindicato o cualquier otra característica protegida por la ley influya en nuestro juicio a la hora de contratar, desarrollar, ascender o despedir un empleado.

 

Proteger la salud y la seguridad

Los Proveedores deben proporcionar y mantener unas condiciones de trabajo seguras y saludables.

Específicamente, esto debe incluir (entre otros):

  • La adopción de procedimientos para identificar y abordar los peligros para la salud y la seguridad en el trabajo y los riesgos asociados y aplicar prácticas de trabajo seguras;
  • Realizar una evaluación del riesgo de incendio adecuada al lugar de trabajo o a las instalaciones, y aplicar un plan de seguridad contra incendios y sistemas y procedimientos adecuados de prevención de incendios y evacuación de emergencia;
  • Proporcionar (si procede) equipos de protección individual adecuados para evitar lesiones o enfermedades laborales;
  • La implementación de (si procede) medidas de control adecuadas para garantizar la seguridad en la manipulación, el almacenamiento, el traslado y la eliminación de sustancias peligrosas para la salud o el medio ambiente, incluyendo los materiales inflamables;
  • Facilitar formación y comunicaciones adecuadas y periódicas para que los Trabajadores sean conscientes de los riesgos y procedimientos de salud y seguridad relevantes para su trabajo; y
  • Cuando se proporcione alojamiento, garantizar que esté limpio, sea seguro y cumpla los estándares básicos para unas condiciones de vida aceptables y las necesidades de los Trabajadores.
 

Respeto a la libertad de asociación

Los Proveedores deben garantizar que todos los Trabajadores puedan (con sujeción a la legislación aplicable) ejercer su derecho a la libertad de asociación y a la negociación colectiva.

Esto incluye el derecho a ser representados por sindicatos reconocidos u otros representantes de buena fe. Dichos representantes no deben ser discriminados y deben poder llevar a cabo sus actividades en el lugar de trabajo dentro del marco de la ley, la normativa, las relaciones y prácticas laborales vigentes, así como los procedimientos acordados por la empresa.

 

Salarios y prestaciones justas

Los Proveedores deben proporcionar salarios y prestaciones justos.

Como mínimo, deben cumplir con la legislación sobre el salario mínimo y otras leyes o convenios colectivos aplicables.

 

No al trabajo infantil

Garantizar que las operaciones estén exentas de trabajo infantil.

Específicamente, se han de seguir las directrices de la Organización Internacional del Trabajo:

  • Todo trabajo que se considere peligroso o que pueda perjudicar la salud, la seguridad o la moral de los niños no debe ser realizado por menores de 18 años (o de 16 bajo estrictas condiciones); y
  • La edad mínima para trabajar no debe ser inferior a la edad legal de finalización de la escolaridad obligatoria y, en cualquier caso, no inferior a los 15 años;

Cuando la legislación local lo permita, los niños de entre 13 y 15 años pueden realizar trabajos ligeros, siempre que no obstaculicen su educación o formación profesional, ni incluyan ninguna actividad que pueda ser perjudicial para su salud o desarrollo (por ejemplo, la manipulación de equipos mecánicos o productos agroquímicos). También reconocemos como excepción los programas de formación o experiencia laboral aprobados por una autoridad competente.

 

No a la esclavitud moderna

Los Proveedores deben garantizar que las operaciones estén exentas de esclavitud moderna y de explotación laboral.

Esto incluye la esclavitud, la servidumbre y el trabajo forzado, obligatorio, en condiciones de servidumbre, no voluntario, el tráfico o la inmigración ilegal.

Por ello, los Proveedores y los agentes/ intermediarios laborales que trabajen en su nombre no deben exigir a los Trabajadores que:

  • Paguen tasas de contratación, pidan préstamos o paguen cargos por servicios o depósitos no razonables; o
  • Entreguen los documentos de identidad, pasaportes o permisos originales.

Cuando la legislación nacional o los procedimientos de empleo exijan el uso de documentos de identidad, los Proveedores deberán utilizarlos estrictamente de acuerdo con la ley. Si alguna vez se requisan o guardan documentos de identidad por razones de seguridad o custodia, solo debe hacerse con el consentimiento informado y por escrito del Trabajador, que debe ser genuino; y con acceso ilimitado para que el Trabajador pueda recuperarlos, en cualquier momento, sin ninguna restricción.

 

Minerales conflictivos

Los Proveedores deben garantizar el abastecimiento responsable de minerales conflictivos.

Los minerales conflictivos incluyen el cobalto, oro, tantalio, estaño y tungsteno (y los minerales de los que proceden) originarios de zonas afectadas por conflictos y de alto riesgo que podrían financiar o beneficiar directa o indirectamente a grupos armados o a cometer abusos de los derechos humanos. Cuando los productos o materiales suministrados al Grupo contengan alguno de estos minerales conflictivos, esperamos que los Proveedores:

  • Trabajen ejerciendo la debida diligencia adecuada;
  • Lleven a cabo una investigación razonable sobre el país de origen, incluyendo la exigencia a sus Proveedores de llevar a cabo un proceso de debida diligencia similar; y
  • Proporcionen al Grupo (cuando se les solicite) la información disponible relativa a los procesos de debida diligencia y a las investigaciones sobre el país de origen.
 

Horario laboral

Los Proveedores deben cumplir con toda la legislación aplicable en materia de horarios laborales y otras leyes o convenios colectivos aplicables, incluyendo la consideración de cualquier requisito de horas máximas de trabajo exigidas por la ley.
 

Contacto con el Grupo