Close
 
 
 

Derechos humanos

 
 

Derechos humanos

Debemos trabajar siempre de forma que se respeten los derechos humanos de nuestros empleados, las personas con las que trabajamos y las comunidades en las que operamos.

 

En qué creemos

Creemos que los derechos humanos fundamentales recogidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos deben respetarse.

Nuestra política de personal y las prácticas en materia de derechos humanos están basadas en la legislación laboral local e internacional, las prácticas recomendadas y las directrices2.

Cumplimos toda la legislación y reglamentación laboral relevante aplicable.

 

Libres de Trabajo infantil

Estamos comprometidos a garantizar que nuestras actividades estén libres de trabajo infantil. Procuramos garantizar que el bienestar, salud y seguridad de los niños sean lo primero en todo momento. Somos conscientes de que el desarrollo de los niños, sus comunidades y sus países se consigue a través de la educación.

Apoyamos los Convenios 138 y 182 de la OIT que establecen los principios fundamentales sobre la edad mínima para empezar a trabajar y la eliminación de las peores formas de trabajo infantil.

Por tanto:

  • cualquier trabajo que se considere peligroso o que pueda afectar a la salud, seguridad o moral de los niños no debe ser desarrollado por ningún menor de 18 años
  • La edad mínima para trabajar no debe ser inferior a la edad legal de finalización de la escolaridad obligatoria y, en cualquier caso, no inferior a los 15 años;

Esperamos de nuestros proveedores y socios empresariales que cumplan los requisitos relativos a la edad mínima tal y como se recoge en nuestro Código de Conducta de los Proveedores.

Esto incluye, allí donde la legislación local lo permita, que los niños de entre 13 y 15 años podrán realizar trabajos leves, siempre que no obstaculicen sus estudios o formación profesional, o que incluyan cualquier actividad que pueda resultar perjudicial para su salud o desarrollo (por ejemplo, manejar equipos mecánicos o productos agroquímicos). Somos conscientes también de que los programas de formación o experiencia laboral aprobados por las autoridades competentes suponen una excepción.

 

Gestión de los derechos humanos

Estamos comprometidos con la promoción de los derechos humanos en nuestro ámbito de influencia, incluida nuestra cadena de suministro. Estamos presentes en todo el mundo, incluidos los países que sufren conflictos o en los que la democracia, el estado de derecho o el desarrollo económico son frágiles, y los derechos humanos se ven amenazados.

Esperamos que todos nuestros proveedores cumplan los requisitos del Código de Conducta de los Proveedores, que se incluye en los acuerdos contractuales con los proveedores. En la medida de lo posible, nuestros procedimientos de diligencia debida nos permiten hacer un seguimiento de la efectividad y el cumplimiento de los compromisos de nuestras políticas y nuestro Código de Conducta de los Proveedores, además de identificar, prevenir y paliar los riesgos, impactos y abusos relativos a los derechos humanos.

Estamos comprometidos a investigar y remediar plenamente cualquier problema relativo a los derechos humanos identificado en nuestras operaciones o cadena de suministro y esforzarnos para mejorar continuamente.

Si identificamos infracciones en materia de derechos humanos en un proveedor, pero no existe un compromiso claro para su corrección, se produce una falta de actuación persistente o no se mejora, tendremos que dejar de trabajar con dicho proveedor.

 

Libertad de asociación

Respetamos la libertad de asociación y la negociación colectiva.

Nuestros trabajadores tienen derecho a ser representados por los sindicatos locales reconocidos por la empresa u otros representantes legítimos. Dichos representantes no deben ser objeto de discriminación y podrán llevar a cabo sus actividades en el lugar de trabajo dentro del marco de la ley, las prácticas y relaciones laborales existentes y los procedimientos societarios acordados.

 

No a la explotación laboral o a la esclavitud moderna

Nos comprometemos a garantizar que nuestras operaciones están libres de esclavitud, servidumbre y trabajo forzado, obligatorio, en régimen de servidumbre, involuntario, de tráfico de personas o ilegal. Las empresas y empleados del Grupo (y cualquier agencia de empleo, intermediario laboral o tercero que contratemos para actuar en nuestro nombre) deberán abstenerse de:
  • obligar a los trabajadores a abonar comisiones de contratación, tomar préstamos, pagar comisiones de servicio no razonables o realizar depósitos como condición para su empleo
  • obligar a los trabajadores a entregar sus documentos de identidad, pasaportes o permisos como condición para el empleo

Si los procedimientos legales o de empleo nacionales exigen el uso de documentos de identidad, deberán utilizarse estrictamente de acuerdo con la ley. Si los documentos de identidad se conservan o guardan por motivos de seguridad o custodia, esto solo podrá hacerse con el consentimiento escrito e informado del trabajador, que deberá ser genuino y con la posibilidad de recuperarlos en cualquier momento sin limitación alguna.

 

Comunidades locales

Procuramos identificar y comprender los intereses sociales, económicos y medioambientales singulares de las comunidades en las que operamos.

Debemos identificar los riesgos específicos para los derechos humanos que pueden resultar relevantes o verse afectados por nuestras operaciones. Para ello, procuraremos conocer la opinión de nuestras partes interesadas, incluidos los empleados y sus representantes.

Adoptaremos las medidas oportunas para garantizar que nuestras operaciones no contribuyen a la vulneración de los derechos humanos y para remediar cualquier impacto adverso sobre los derechos humanos causado directamente por nuestras acciones.

Animamos a nuestros empleados a desempeñar un papel activo en sus comunidades tanto locales como empresariales. Las empresas del Grupo deben tratar de crear oportunidades para el desarrollo de competencias de los empleados y dentro de las comunidades en las que operamos y tratar de trabajar en armonía con los objetivos e iniciativas de desarrollo de los gobiernos anfitriones.

 

Esperamos que todos nuestros proveedores cumplan los requisitos del Código de Conducta de los Proveedores, que se incluye en los acuerdos contractuales con los proveedores.

 

Con quién hablar

  • Su superior directo
  • La Dirección Ejecutiva
  • El Consejo LEX local
  • Responsable de cumplimiento: sobc@bat.com
2 Declaración sobre los principios y derechos fundamentales en el trabajo, Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de las Naciones Unidas y las Directrices de la OCDE para Corporaciones Multinacionales.