Close
 
 

Derechos humanos y nuestras operaciones

 
Skip Breadcrumb

Breadcrumb

 

Debemos gestionar nuestras operaciones de modo que se respeten en todo momento los derechos humanos de nuestros empleados, las personas con las que trabajamos y las comunidades en las que ejercemos nuestra labor

En qué creemos

Creemos que los derechos humanos fundamentales, tal y como se recoge en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, deben ser respetados.

Apoyamos los principios rectores de las Naciones Unidas en cuestión de derechos humanos y empresas que destacan las obligaciones y responsabilidades de la industria para abordar aquellas cuestiones sobre derechos humanos en el ámbito laboral a través de la creación del marco «proteger, respetar y remediar».

Gestión de los riesgos para los derechos humanos

Nos comprometemos a promover los derechos humanos en nuestro ámbito de influencia, incluida nuestra cadena de suministro. Así, se espera que todos los proveedores cumplan los requisitos de nuestro Código de Conducta para Proveedores y que este se incluya en nuestros acuerdos contractuales con ellos.

En la medida de lo posible, nuestros procedimientos de diligencia debida nos permiten comprobar la eficacia y el cumplimiento de nuestros compromisos políticos y de nuestro Código de conducta para proveedores , así como identificar, prevenir y mitigar riesgos, impactos y abusos relacionados con los derechos humanos. Nos comprometemos a investigar a fondo y a poner remedio a cualquier problema relacionado con los derechos humanos que se identifique en nuestras operaciones o nuestra cadena de suministro, así como a esforzarnos por lograr una mejora continua. Si detectamos que alguno de nuestros proveedores comete algún tipo de vulneración en materia de derechos humanos y no existe un compromiso firme para llevar a cabo medidas correctivas, se produce una falta de acción continua o no se producen mejoras al respecto, nuestra relación laboral con ese proveedor deberá cesarse.

Rechazo de la explotación infantil

Nos comprometemos a garantizar la ausencia de trabajo infantil en nuestras operaciones. El bienestar, la salud y la seguridad de los niños son prioritarios para nosotros y deberían protegerse en todo momento. Reconocemos que el desarrollo de los niños, sus comunidades y países debe canalizarse a través de la educación.

Apoyamos los Convenios 138 y 182 de la OIT, que establecen los principios fundamentales sobre la edad mínima de incorporación a la actividad laboral y la eliminación de las formas más deplorables de trabajo infantil. Medidas como:

  • Los menores de 18 años no deberán llevar a cabo ningún trabajo que se considere peligroso o que pueda ser dañino para la salud, la seguridad o la moralidad de los niños.
  • La edad mínima para trabajar no debe estar por debajo de la edad legal de finalización de la escolarización obligatoria, y en ningún caso por debajo de los 15 años.
  • Esperamos que nuestros proveedores y socios comerciales cumplan estos requisitos de edad mínima, tal y como establece nuestro Código de Conducta para Proveedores. Esto incluye, cuando la ley local así lo permita, que haya niños de entre 13 y 15 años que puedan realizar trabajos ligeros, siempre que esto no impida su acceso a la educación o formación profesional ni acarree actividades que puedan resultar dañinas para su salud o desarrollo (por ejemplo, la manipulación de equipos mecánicos o productos agroquímicos). Asimismo, aceptamos la existencia de formación o prácticas laborales aprobadas por la autoridad competente como excepción.

Libertad de asociación

Respetamos la libertad de asociación y negociación colectiva.

Nuestros trabajadores tienen derecho a ser representados por sindicatos locales reconocidos por la empresa u otros representantes de buena fe. Dichos representantes podrán desarrollar sus actividades dentro del marco legal y la normativa establecida, dando prioridad a las relaciones laborales y prácticas, así como a los procedimientos acordados por la empresa.

Sin explotación en el trabajo ni esclavitud moderna

Nos comprometemos a asegurarnos de que en nuestras operaciones no hay esclavismo, servidumbre ni trabajos forzosos, obligatorios, por deudas, involuntarios, relacionados con la trata o ejercidos por migrantes ilegales.

Las empresas y los empleados del Grupo no llevarán a cabo, y se asegurarán de que ningún intermediario laboral, agencia de empleo o tercero que actúe en nuestro nombre lleve a cabo, ninguna actividad que:

  • Exija a los trabajadores que paguen cuotas de contratación, soliciten préstamos o abonen gastos o depósitos por servicios no razonables como condición para obtener su empleo.
  • Exija a los trabajadores que entreguen sus documentos de identidad, pasaportes o permisos como condición para obtener su empleo. En caso de que la legislación nacional o procedimientos de contratación requiera la presentación de documentación identificativa, nuestra actuación se basará estrictamente en lo establecido por la ley. Los documentos de identidad solo se podrán retener o conservar por motivos de seguridad o custodia con el consentimiento informado y por escrito del trabajador, que debe ser auténtico. Además, el trabajador tendrá un acceso ilimitado a ellos en todo momento, sin que haya ningún tipo de restricción.

Comunidades locales

Intentamos identificar y comprender los intereses sociales, económicos y medioambientales pertinentes a las comunidades en las que trabajamos.

Desarrollamos nuestro trabajo por todo el mundo, incluidos aquellos países en conflicto o en los que la democracia, el estado de derecho o el desarrollo económico son susceptibles de ser vulnerados y los derechos humanos se ven amenazados.

Debemos identificar los riesgos específicos que corren los derechos humanos que puedan ser relevantes o causar un impacto en el desempeño de nuestro trabajo. En este sentido, recurriremos a la opinión de las partes interesadas, además de a la de nuestros empleados y sus representantes.

Adoptaremos las medidas adecuadas para garantizar que nuestro trabajo no contribuya a los abusos cometidos contra los derechos humanos y procuraremos corregir cualquier impacto cometido contra los derechos humanos como consecuencia de alguna de nuestras acciones.

Por eso, emplazamos a nuestros trabajadores a que desempeñen un papel activo tanto en sus comunidades locales como en las relativas a la empresa. Las empresas del grupo deben fomentar la creación de oportunidades y el desarrollo de habilidades de los empleados y en las comunidades y procurar un ambiente laboral alineado con los objetivos en desarrollo y las iniciativas de los gobiernos de acogida.

A quién dirigirse para hablar

Su superior directo
La alta dirección
Su Abogado de LEX local
El responsable de Cumplimiento:
()